6 aspectos a tener en cuenta antes de elegir tu futuro hogar

La crisis inmobiliaria y financiera de 2008 forzó para muchos compradores a decantarse por la opción de reformar una vivienda existente de segunda mano y adaptarla a sus necesidades particulares con el consiguiente ahorro de costes e inversión, habida cuenta la gran oferta de inmuebles de este tipo existente en el mercado.

Para ayudarte a tomar esta importante decisión, te ofrecemos unas pautas que deberías tener en cuenta antes de elegir tu futura vivienda. Estos consejos te pueden ir bien tanto para la compra de una vivienda de segunda mano como para la compra de una nueva.

01. LA ORIENTACIÓN Y LAS VISTAS

Es muy importante que tu futura vivienda tenga, en lo posible, unas vistas agradables y libres de obstáculos para favorecer la entrada de luz. La luz natural es un recurso fundamental en la creación de espacios, aportando una mayor sensación de amplitud y favoreciendo la salud y el bienestar de las personas, además de suponer un ahorro energético importante.
Si está soleada, mejor; es importante que pueda entrar el sol en tu vivienda porque siempre lo podrás controlar y regular, incluso eliminar con algún sencillo mecanismo de ocultación. Así, siempre podrás aprovecharte del sol en invierno y mejorar el confort y la calidez de tu hogar con su luz y su radiación, aparte del ahorro en calefacción que pueda suponer.

Por ejemplo, en Valencia o en ubicaciones similares, una buena orientación es al este o levante, pues es agradable y fresca por las mañanas y evitas también con ello la radiación del sol y el viento de poniente, que en Valencia genera altas temperaturas en verano.
En cualquier caso, evita que tus huecos exteriores den sólo al norte, pues es una orientación en la que apenas entra el sol.

02. LA SUPERFICIE

Es el primer factor que debes determinar antes de decidirte a buscar algo. Va en función de tus necesidades particulares y familiares, y has de tenerlo claro desde el principio. ¿Cuánto espacio necesito? Pues muy sencillo: El necesario y suficiente para que cumpla tus exigencias actuales, pero también para que cumpla tus necesidades futuras. Piensa que vas a hacer una inversión importante y conviene que no te arrepientas sólo porque la vivienda se te haya quedado pequeña antes de lo previsto.

La experiencia con nuestros clientes de los últimos años, parejas jóvenes con una previsión de 2 hijos, nos obliga a recomendarte que busques una superficie construida de, al menos, 120 m² con unos 3-4 dormitorios amplios.

Lo malo es que, hoy en día, el precio de la vivienda está muy condicionado por su superficie. Es proporcional y, por tanto, has de buscar un equilibrio. Un promedio de 120 m² de superficie privativa es muy acoplable a los diversos grados de exigencia. Además, es una dimensión que ya se amolda a muchas posibilidades y viabilidades de reforma.

Infórmate bien de los metros cuadrados que te ofrecen, porque, por lo general, son datos inexactos obtenidos del Catastro y generalmente están incluidos los m² de los elementos comunes (zaguán, escalera, recintos de instalaciones, etc.) que le corresponden a la vivienda, pero que no forman parte de la superficie privativa que vas a reformar y habitar.

03. LA FORMA Y DISTRIBUCIÓN ACTUAL

Nuestras ideas y propuestas de diseño siempre están dirigidas a optimizar todos los espacios, evitando largos pasillos y espacios sin aprovechamiento; por eso es muy importante la forma de la vivienda que elijas, sobre todo si la quieres reformar. Siempre será mejorable. Es en este momento, cuando más necesitas la opinión de un buen Arquitecto.

Mayormente te vas a encontrar con dos tipologías de viviendas: las exentas en bloque abierto, con mucha fachada, y las viviendas entre medianeras, generalmente en manzana cerrada, con una fachada a calle y el resto recayente a patios interiores de luces.
Obviamente, cuanta más fachada disponga, mejor. Y si tienes patios interiores, cuanto más alta esté la vivienda, más iluminación recibirá.

Si pretendes reformarla, es más enriquecedora una vivienda poco profunda o con mucha fachada o en chaflán, que otra con la misma superficie pero con poca fachada, con largos pasillos y patios interiores. También es interesante que pueda tener los techos altos para que quepan sin problemas las nuevas instalaciones que desees.

Conviene valorar mucho la accesibilidad desde la calle hasta la puerta de la vivienda, comprobando que no tenga escalones ni barreras arquitectónicas; no te fíes de las rampas adicionales o superpuestas, que la mayoría no cumplen su verdadera función. Y si el edificio no fuera accesible, hay que verificar que exista viabilidad de solución para una futura eliminación de barreras, sus posibilidades y costes, porque no todos los edificios se pueden adaptar.
El arquitecto, como experto, también te puede asesorar en este sentido antes de tomar una elección. Ahora puede parecerte un problema menor, pero con los años se acrecentará, y la falta de accesibilidad podría llegar a ser un problema.

04. OPCIONES PARA LA FUTURA REFORMA

El punto más importante de cara a la adquisición de una vivienda de segunda mano es las posibilidades reales que tenga para poder ser mejorada con una reforma integral. Si no, no vale la pena.
Te proponemos, por tanto, que te pongas en manos de un Arquitecto porque te vamos a aconsejar y a asesorar con un solo vistazo, de las posibilidades técnicas y formales que puede tener tu vivienda para poder ser transformada y adaptada a tus nuevas exigencias, como haciéndote un traje a medida.
A veces, un pilar o unas instalaciones ocultas pueden echar por tierra todas tus expectativas por no haberte dado cuenta antes. De ahí la importancia de una buena toma de datos previa.

También hay viviendas que tienen una buena predisposición para ser reformadas íntegramente y, en cambio hay otras que por su forma o configuración, no admiten muchas posibilidades de reforma; de ahí la importancia, antes de comprar, de estar bien asesorados por un Arquitecto.

Encontrarás en nosotros a verdaderos especialistas en crear y adaptar los espacios a tus necesidades, cumpliendo además con todas las normativas vigentes, que son muchas, y procurando que vivas mejor.

05. LA EDAD Y EL ESTADO DE CONSERVACIÓN

Fíjate bien antes de comprar una vivienda de segunda mano en la edad que tenga, así como en su estado de conservación: la que se ve, y la que no se ve. Son conceptos y detalles de los que también te puede asesorar el Arquitecto.

Un edificio de más de 50 años debería disponer del Informe de Evaluación del Edificio IEE-CV debidamente registrado en la Generalidad Valenciana. Puedes exigir que te lo faciliten, y así comprobar su estado antes de decidir comprar la vivienda.
Sería muy lamentable adquirirla ‘a ciegas’ y que después aparezcan anomalías, deficiencias o vicios ocultos que tengas que reparar y costear posteriormente.

Un edificio, aunque sea antiguo, puede estar sano y saludable y siempre te dará menos problemas que otro que no haya sido correctamente mantenido.

06. LOS GASTOS Y LAS INSTALACIONES COMUNES

Por último, infórmate sobre los gastos actuales que tenga el edificio y la vivienda (IBI, portería, gastos de comunidad, de garaje, ascensor, reformas pendientes, etc.) porque es una cantidad periódica que puede ser considerable para cualquier bolsillo.
Igualmente, hay que informarse de la existencia, trazado y ubicación de las instalaciones comunes que disponga el edificio (gas natural, grupo de hidropresión, contadores, disposición de las bajantes, etc.) porque tus instalaciones particulares también dependerán de ellas.

Y un último consejo… Los vecinos. No estaría de más informarte previamente a través del administrador, dentro de lo posible, sobre tus futuros vecinos: si se trata de una comunidad tranquila y cordial, pagadora, o ruidosa, pleiteadora, con mascotas molestas, con vecinos problemáticos…etc.

Esperamos que estas líneas hayan podido serte de utilidad. Así que, si estás pensando en adquirir una vivienda y tienes intención de reformarla, parcial o íntegramente, estamos a tu disposición.

Compartir artículo